Así se quita el mal olor a humedad de tus toallas

No puede ser que te seques cada día con toallas que huelen mal. Con estos trucos vas a poder mejorar este aspecto de tu vida en un periquite.

Seguramente has llegado a casa luego de un ajetreado día de trabajo con ansias de una ducha reconfortante y al coger la toalla se acaba el encanto: el mal olor a humedad que emana de la toalla daña el momento por completo.

No hay que comprar toallas nuevas para sentir la agradable sensación de limpieza, suavidad y frescura de los tejidos. Busca papel y lápiz porque en este post te contamos el secreto de las grandes cadenas de hoteles para mantener la textura y el olor a nuevo en las toallas de uso diario.

¿Cómo quitar el olor a humedad de tu toalla?

poniéndola a secar al aire libre cada vez que se usa, tirarla al cesto de la ropa sucia mientras está mojada es un error porque esto crea un caldo de cultivo ideal para que crezcan los microorganismos generadores de moho y olores desagradables.

Solucionar los malos olores de las toallas

Pero si ya la toalla ha cogido mal olor, entonces es hora de actuar: busca en el súper bicarbonato de sodio, vinagre blanco y aceite esencial de tu preferencia para preparar esta receta que te mostramos a continuación.

El secreto para eliminar el mal olor de tus toallas

1.- Mezcla en un cubo 7 litros de agua, 50 gramos de sal, 30 gramos de bicarbonato de sodio y 10 mililitros de aceite esencial con aroma a lavanda (puedes escoger otro aroma si lo prefieres).

2.- Coloca la toalla en remojo durante varias horas, si puedes dejarla de un día para otro el efecto será mucho mejor.

3.- Al otro día coge la toalla con todo y mezcla, y luego lávala en tu lavadora. Después ponla a secar y verás como obtienes un resultado exitoso: tu toalla habrá sido renovada con un excelente aroma y una textura suave.

El bicarbonato de sodio y el vinagre blanco son desinfectantes naturales que servirán para sustituir el jabón convencional. De hecho, resultan más efectivos a la hora de eliminar malos olores producidos por la humedad.

Trucos para cuidar tus toallas

Muy probablemente has notado que tus toallas están tiesas y los rizos de la tela te empiezan a raspar cada vez que intentas secarte. Evita exponer tu toalla directamente al sol para evitar que las fibras de la tela se resequen.

Otro truco es evitar lavar tus toallas con demasiado detergente, pues el exceso de este producto se deposita en el tejido de la tela y hace que obtenga una textura que raspa al tacto con la piel.

Y el tercer truco ya lo hemos comentado. Cuida tus toallas y no las lances al cesto de la ropa sucia estando mojadas. Es allí donde cogen el mal olor. Además tienes que intentar, en la medida de lo posible tratar de secarlas al aire libre pero sin que les toque el sol en exceso para evitar que se pongan tiesas.

Te puede interesar

Humedades en las paredes de casa: Remedios para combatirlas

Seguramente has llegado a casa luego de un ajetreado día de trabajo con ansias de…

Así es la nueva casa de Leo Messi en la Porsche Design Tower de Miami

Seguramente has llegado a casa luego de un ajetreado día de trabajo con ansias de…

Cómo blanquear toallas viejas para dejarlas como nuevas

Es momento de recuperar el blanco nuclear de tus toallas. Si, ese mismo blanco de…

Bolas del Feng Shui: Todo lo que tienes que saber

Cristales tallados en forma de bola que hacen mágia en los hogares y puestos de…